La Cena Del Señor

LA CENA DEL SEÑOR

En la palabra nos dice:

Institución de la Cena del Señor

23 Yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: «Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.»25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebáis, en memoria de mí.» 26 Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

Tomando la Cena indignamente

27 De manera que cualquiera que coma este pan o beba esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa. 29 El que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos han muerto. 31 Si, pues, nos examináramos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;

 1 CORINTIOS 11:23-31

42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

La vida de los primeros cristianos

43 Sobrevino temor a toda persona, y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos y tenían en común todas las cosas: 45 vendían sus propiedades y sus bienes y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Perseveraban unánimes cada día en el Templo, y partiendo el pan en las casas comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

HECHOS 2:42-46

Varios datos hacen imposible aceptar que los elementos de la cena del señor lleguen a transformarse literalmente en el Cuerpo y la Sangre (materiales) de Cristo.

1- Al hablar en aquel momento, Cristo estaba presente en cuerpo, de manera que hubiera sido difícil que los discípulos pensaran que estaban comiendo “literalmente” su cuerpo y bebiendo su sangre.

2- El verbo “ser” o alguna de sus formas, se usa con frecuencia en la Escritura como una metáfora y no siempre requiere una interpretación literal, como por ejemplo, en la escritura de Juan

“Yo soy la puerta”

Juan 10:9

“La roca era Cristo”

1 Corintios 10:4

En las palabras de la institución de la Cena del Señor, el uso metafórico es obvio con respecto a la copa, pues dice. “Esca copa es el Nuevo Pacto en mi Sangre.” Así que se debe entender de igual forma con respecto al pan en el versículo anterior.  1 Corintios 11:24-25.

3- La idea de beber sangre “literalmente” hubiera sido detestable para los discípulos judíos y contrario a la Ley. (Levítico 3:17, 7:26 y 17:10-14)

4-  Los elementos en la celebración de la Pascua, a los que la Cena del Señor hace alusión puesto que la Cena del Señor es análoga a la Pascua, eran símbolos y nunca fueron identificados con las realidades que representaban.

A esta celebración cristiana con la que se acostumbro conmemorar la muerte redentora de Jesucristo desde los primeros tiempos de la Iglesia, en 1 Corintios 11:20 se le llama “la Cena del Señor”, en 1 Corintios 10:21 se le llama “La Mesa del Señor” y en Hechos 2:42,46 se le llama “comunión” y “partimiento” (fracción) del pan“.

¿Quiénes pueden o deben participar en la cena? Desde el momento en que fue dada a los discípulos y a la Iglesia, solo los creyentes en Jesús, que son por consiguiente miembros del Cuerpo de Cristo, tienen derecho a participar en ella. En la Iglesia primitiva, los que practicaban el partimiento del pan eran aquellos “que recibían Su palabra y perseveraban en la doctrina de los Apóstoles, en la comunión y en las oraciones” (Hechos 2:41-42) Por su misma naturaleza, “La Cena del Señor” es la puerta solo para aquellos que ya han participado de su Salvación, los que le han aceptado como su Salvador, entrando así en comunión espiritual con Él y con su Padre y su Espíritu.

Se trata por tanto de un privilegio que corresponde a una forma de vida y no de un “rito” aislado.

En otro pasaje se menciona también a los discípulos “partiendo el pan” junto con Pablo en Troas (Hechos 20:7)

DESCARGA EL ESTUDIO COMPLETO AQUÍ: La Cena del Señor