Haciendo como Jesús y mas, parte 3

marzo 11, 2011 by  
Filed under Estudios Biblicos

1 Corintios 12:1-3 (Traducción en lenguaje actual)
Las capacidades que da el Espíritu Santo
Queridos hermanos, quiero que sepan acerca de las capacidades que da el Espíritu Santo. Cuando ustedes aún no habían creído en Cristo, cometían el error de adorar ídolos que ni siquiera pueden hablar. Por eso quiero que entiendan que ninguna persona guiada por el Espíritu Santo puede maldecir a Jesús. Y sólo los que hablan guiados por el Espíritu Santo reconocen que Jesús es el Señor.

Cosa interesante es aprender de Dios y cosa fascinante es tener la plena seguridad que es El quien rige nuestras vidas, y note que no dije “que está en nuestras vidas”, sino “rige nuestras vidas”, pues hay una gran diferencia, aunque el común denominador es estar, pero permítame explicar un poco mas a fondo.

En casa de casi todas las personas hay un televisor, de hecho me asombra que ha ciertos horgares en los que no hay un refrigerador para mantener los alimentos frescos, pero si hay un televisor de gran tamaño, y no me quiero desviar por ahí, pero quiero hacer tangible el hecho de que un televisor es una de las cosas mas comunes que puede haber en nuestra casa, y el hecho de que haya un televisor en casa puede significar muchas cosas, el que nos entretenga y distraiga de rato en rato, el que tengamos una serie de programas favoritos que veamos con frecuencia o que literalmente pasemos cada instante libre pegados del aparato viendo cuanta cosa nos muestre.

El televisor puede llegar a regir nuestras vidas, hay personas que cambian su opinión acerca de ciertas cosas porque las vieron ahí, hay personas que cambian sus hábitos de consumo porque compran cada vez mas productos anunciados en la televisión, y así sucesivamente, o puede pasar como en casa de muchos otros que pasan incluso semanas sin que el aparato se prenda, mas el común denominador es que hay un televisor en casa de casi todos.

Así sucede con Dios, El esta en casa y en boca de casi todos, todos hablan de El, todos le piden en necesidad, y muchos incluso reniegan de El cuando las cosas no suceden como ellos quieren que suceda o cuando la adversidad les toca, pero depende al igual que del televisor la influencia que Dios pueda tener en sus vidas, las veces que realmente recurran a El, ya sea en su palabra, en oración, por medio de la alabanza, o simplemente en un tiempo a parte dedicado a El, aun sin tener que hablar.

Dios ha tenido un tiempo para estar entre nosotros por medio de sus 3 personalidades que a su vez son una, y este es el tiempo del Espíritu Santo, que es la única personalidad de Dios que nunca se va, que siempre esta entre nosotros, que está siempre alerta a nuestras oraciones y necesidades, es la personalidad que ejemplifica mejor el hecho de que Dios es omnipresente, y es tal su presencia que nos habla en todo momento y siempre quiere inlfuir en nosotros para bendecirnos, solo que es decisión de nosotros el permitir que lo haga o no.

La cita del día de hoy es una de las partes mas conocidas de la Biblia, pero a su vez la una de las menos ejercidas, ya que habla de los dones que el Espíritu Santo pone en nosotros, es la parte donde Dios nos deja ver como es que actuará de maneras sobrenaturales por medio nuestro y que van mas allá de nuestro entendimiento, y quise dejar por separado la introducción a los dones, ya que ejemplifica un don interesantísimo, en el que nos da la capacidad de no maldecir a Dios.

Se que en este momento estará usted pensando en si alguna vez en realidad maldijo a Dios, y muy probablemente nunca haya dicho o pensado las palabras específicas de maldecirle, pero si ha renegado de El, creo que todos lo hemos hecho en alguna ocasión, y a lo mejor ha estado inconforme con algo que hizo en su vida o mas común aun, esta inconforme por algo que no hizo y a mi muy personal manera de ver las cosas, ha simplemente aplicado el término “Dios por algo hace las cosas”, tratando de que no le afecte aquello que no entiende y tiene pereza de indagar.

Es mi opinión que todas las anteriores son una manera de maldecir a Dios, ya que muestran que en realidad no nos interesa que es lo que El piense acerca de nuestra situación y que tenemos un mejor concepto o mejor idea de lo que queremos o necesitamos para nuestras vidas.

Maldecir no significa solamente usar palabras duras, ofensivas o hirientes en contra de Dios, maldecir significa hablar o pensar mal de aquel que en realidad ha hecho todo por amor para  y por nosotros y que no lo reconozcamos y que nos llenemos de soberbia pensando que lo sabemos mejor que El.

Por tal me emociona leer la cita de hoy, ya que nos enseña que cuando Dios no solo está sino rige nuestras vidas, antes de darnos una capacidad, nos da una incapacidad, la incapacidad de maldecir a Dios, ya que no nos va a permitir quedarnos con la duda, sino nos va a exhortar a buscar e insistir acerca de la respuesta, o bien, si nuestra comunicación con el Padre es fluida, nos dará respuestas de constante de manera que veamos su mano y su intención en lo que sucede a nuestro alrededor, es cuando su voluntad de hace rema en nuestras vidas, es decir cuando tenemos un entendimiento mas allá del nuestro como seres humanos.

Jesús vino y pagó un precio caro por nosotros y vivió como hombre una carga que solo alguien como Dios en su personalidad de Dios puede soportar, y aun habiéndolo visto y dimensionado esto en el huerto de Getsemaní fue incapaz de renegar o maldecir a Dios, simplemente entendió una vez mas el propósito y el efecto eterno que su sacrificio tenía y siguió adelante, ya que el Espíritu Santo le había dado la incapacidad hacerlo.

Hoy en día podemos hacer muchas cosas según nuestro entendimiento, de hecho tenemos acceso a mucha más información que la que tuvieron las generaciones previas a nosotros, pero sabe una cosa, Dios es el mismo y el Espíritu Santo es el mismo, y nos da la misma capacidad de recibir respuestas y de hacer cosas sobrenaturales, como el no enojarnos y no ser apáticos ante la falta aparente de las respuestas de Dios y nos da esa incapacidad de renegar y maldecirle, ya que nos lleva a reconocer a Jesús en todo y de que manera pequeños sacrificios que pudieramos llegar a hacer, serían insignificantes ante el gran sacrificio que hizo Jesús, pero de gran impacto en este mundo y a favor de la vida llena de plenitud para nosotros y los que nos rodean que nos promete Dios.

Rene Giesemann
giesemann@gmail.com
Página en Facebook

Rene Giesemann

Rene Giesemann

El agua que genera fuego

octubre 26, 2010 by  
Filed under Estudios Biblicos

Lucas 3:16 (Reina-Valera 1960)
Respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

No se a usted, pero a mi me encanta conocer de Dios, es asombroso, cómo en cada detalle que pareciera enorme ante nuestros ojos, es simple y sencillo en su reino, otra de las cosas que es un deleite para mi ver de Dios, es el cómo El toma toda su creación y las cosas que ante nuestros ojos parecen ilógicas, en su reino, no es importante si son lógicas o no, lo que importa es que para El son posibles y lo son no para otro propósito diferente que para bendecirnos.

En la tierra, el fuego calienta el agua, la pone a hervir y la convierte en vapor, es decir, el fuego puede hacer que una gran cantidad de agua desaparezca, y por el contrario, el agua puede acabar con el fuego, si hay un incendio, por lo general usamos agua para acabar con ese fuego, para usted y para mi eso es mas que comprensible, es lógico y es normal, así ha sido siempre en esta tierra y para los que en ella habitan, asi lo sabemos desde que somos pequeños y es difícil concebirlo de otra manera.

En el Reino de Dios las cosas son distintas, totalmente distinas y para ejemplificarlo esta la cita de hoy.

En la biblia, la palabra de Dios esta representada por el agua, porque por un lado ésta al igual que el agua, refresca, trae crecimiento, pero el efecto del agua en la biblia es muy distinto que lo que estamos acostumbrados en la vida cotidiana, ya que el constante fluir del agua en nuestras vidas, tiene un efeçto contrario a lo natural, el fluir de la palabra en nuestras vidas aviva el fuego, es decir al Espíritu Santo.

La cita de hoy me fascina, Dios lo preparó todo meticulosamente, Juan el Bautista estaba preparando al pueblo para la venida de Jesús, es decir, no se podían obtener los beneficios de la venida de Jesús sin conocer de El, de las promesas de su venida, Juan tenia que asegurar que las personas tuvieran por asi decirlo “agua corriente”, para que Jesús, con su efecto pudiera dar paso al Espíritu Santo (el cual aparece en escena por primera ocasión al momento de Jesús bautizarse, ya que ahí la palabra dejó de ser promesa y se hizo viva).

No le encanta ver como Dios toma lo lógico y lo hace ilógico y viceversa?, a Dios no le gusta la rutina y no quiere que nos acostumbremos a El, ya que siempre tiene algo nuevo y emocionante para nosotros, es imposible llegarle a conocer por completo y es imposible que lo hayamos visto todo en El, eso tal vez el día que le veamos cara a cara, y aún así me atrevo a dudarlo, creo en lo personal que será solo mas emocionante pero jamás verermos a Dios en toda su dimensión.

Mi invitación de éste lunes es a que traiga aquello que parece posible solo en el reino de los cielos, aqui a la tierra, deje de vivir y entender las cos como terricola, y empiécelas a vivir y a entender como habitante del Reino de los cielos, haga fluir el agua (palabra de Dios) por medio de su vida y avive ese fuego (Espíritu Santo) dentro de usted, ese fuego que lejos de destruir, construye y edifica, y lejos de dejar pérdidas, da grandes ganancias y frutos.

Rene Giesemann
giesemann@gmail.com
Página en Facebook

Rene Giesemann

Rene Giesemann

Porque es algo espiritual

junio 28, 2010 by  
Filed under Estudios Biblicos

Romanos 8:26 (Reina-Valera 1960)
Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Como usted y yo sabemos, Dios quiere lo mejor para nosotros, aunque esto no siempre signifique que nos da lo que queremos, pero definitivamente nos va a dar aquello que necesitamos, el detalle esta en que en muchas ocasiones no lo recibimos por el simple hecho de que no lo entendemos pues tenemos nuestros ojos puestos en lo que queremos y no nos detenemos a ver las cosas desde el punto de vista de Dios, le ha sucedido?.

La Biblia nos enseña que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios, es decir somos 3 en uno: cuerpo, alma y espíritu, el tercero no lo tenemos de nacimiento, es el único que adquirimos por medio de el reconocimiento de Jesús como el Salvador de nuestras vidas y al arrepentimiento a las obras muertas, esto es lo que nos hace pasar de ser criaturas a hijos de Dios, y es la única manera en la que podremos asegurarnos que obtendremos los beneficios de Dios en su plenitud, que superaremos aquellos obstáculos que nos impiden el crecer y ver el favor de Dios en todos los aspectos de la Biblia y garantizar nuestra vida eterna, o como muchos lo llaman, llegar al cielo el dia que Cristo venga.

Es este espíritu el que tiene la capacidad de comunicarse con Dios, el que recibe de Dios y lo entiende espiritualmente y no racionalmente y el que recibe la fuerza que viene de Dios, la fuerza para soportar los momentos difíciles, la fuerza para tomar las decisiones correctas, la fuerza para resistir a la tentación y la fuerza para hacer cosas mas allá de nuestro entendimiento y nuestra capacidad física e intelectual.

Es indispensable el tener conciencia de este espíritu, ya que si no lo hacemos, seguiremos viviendo almáticamente, entendiendo las cosas de la misma manera que siempre lo hemos hecho y simplemente sospechando que es Dios quien interviene en nuestras vidas, sin darnos cuenta que posiblemente solo suframos las consecuencias de la obediencia y la desobediencia a la ley y las promesas de Dios que cualquiera recibe sin necesariamente estar en contacto con El.

La cita de hoy va incluso un poco mas allá, ya que nos enseña que el espíritu de Dios nos ayuda a pedir como conviene y si lo nota dice que lo hace en nuestra debilidad, y esto se refiere a que nos dará la sabiduría de pedir mas allá de los deseos y el entendimiento de nuestra carne, nos enseñara a pedir lo que necesitamos, aunque no sea siempre lo que queremos y nos enseñara a entender porque es lo mejor y como aprovecharlo.

Mi invitación de este lunes es a que si nunca ha hecho a Jesús el Señor y Salvador de su vida, lo haga, nazca de nuevo, como Dios lo demanda y que si ya lo hizo, ponga en contacto a su espíritu con el Espíritu de Dios, aprenda a orar como conviene a pedir lo que es conveniente, no solo para resolver su situación a corto o mediano plazo, sino para garantizar su eternidad y su beneficio de hijo de manera constante, que le parece?.

Rene Giesemann
giesemann@gmail.com
Página en Facebook

Rene Giesemann

Rene Giesemann

Porque decidio no hacerlo

junio 24, 2010 by  
Filed under Estudios Biblicos

Filipenses 2:6-8 (Reina-Valera 1960)
El cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Hace días que leo un libro que me ha impactado mucho, ya que habla acerca de la manera que percibimos a Dios en nuestras vidas, me he percatado con gran asombro que sin darme cuenta he creado mi propia versión de quien es Dios y que no es sino hasta que me enfoque a aprender y conocer quien es verdaderamente El que podré obtener sus beneficios verdaderamente.

Una de las cosas que mas me han impactado en el libro que leo es acerca de quien es Jesús y de su capacidad de ser enteramente Dios y de ser enteramente humano, ya que con esto logro muchas cosas entre las que le voy a mencionar algunas:

Al hacerse hombre nos aseguro que entiende perfectamente lo que somos, lo que sentimos y como es que lo sentimos, de manera que viviendo y entendiendo las cosas que pasamos pudiera El entender nuestra naturaleza pecaminosa y actuar de la manera adecuada para el perdón de nuestros pecados.

Jesús al venir a la tierra y venir en calidad de hombre, vino limitado al alcance de hombre, es decir, Jesús no tenia poderes de Dios, bueno, si los tenia, pero lo asombroso es que decidió no usarlos en ningún momento, por lo que nos demostró el alcance que tiene nuestra naturaleza, de manera que si hacemos uso de su amor, su sangre derramada por nosotros y su poder, podemos hacer las cosas que El hizo y aun mas como lo promete en su palabra.

Lo mas asombroso que hizo y demostró fue el hecho que siempre tuvo la naturaleza de Dios en si, en todo momento tuvo la capacidad de hacer uso de ella, pero decidió no hacerlo así, con ello nos demostró el poder y el alcance de su Espíritu Santo (que es quien vive entre nosotros), quien es el que nos da una serie de frutos que se manifiestan en nosotros, pero el mas importante (a mi entender) es el del dominio propio, es decir, nos da la capacidad de resistir al enemigo, a la tentación, al pecado mismo, no por nosotros, mas allá de nuestro pensamiento y nuestros actos, es mas, mas allá de nuestros sentimientos.

El dominio propio es la capacidad de combinar nuestro entendimiento con nuestros sentimientos y dejarlos guiarse por el Espíritu que Dios pone en nosotros, es decir, nos ayuda a hacer lo correcto sin importar que tan difícil sea o parezca ser, y nos permite hacerlo con excelencia.

Jesús en su uso del dominio propio, tuvo la capacidad de sufrir una muerte de cruz a cambio de nuestro pecado a pesar de no merecerlo, pero siempre con ese entendido, de que lo que hizo lo podemos hacer nosotros, no uso su personalidad de Dios, y esto me hace pensar en las situaciones en las que no hacemos lo correcto ni siquiera por nosotros mismos y nos resistimos a esforzarnos aun cuando nos conviene, y nos escudamos detrás de un “no puedo”.

Mi invitación el día de hoy es a que reflexione sobre ello, en realidad no puede?, o mas bien no quiere?, si identifica que no quiere, pero sabe que lo que esta resistiendo es bueno para usted o para otros, le invito a hacer como Cristo, aprenda a usar ese fruto de su Espíritu Santo, el fruto del dominio propio, que no solo le dará la capacidad de hacer lo correcto y la satisfacción de haberlo hecho, sino le llevara a una nueva dimensión del uso del poder de Dios en su vida, como ve?, se anima?, o piensa que no puede?.

Rene Giesemann
giesemann@gmail.com
Página en Facebook

Rene Giesemann

Rene Giesemann

Que se deleite en mi

noviembre 30, 2009 by  
Filed under Estudios Biblicos

Isaías 42:1 (Nueva Versión Internacional)
Éste es mi siervo, a quien sostengo, mi escogido, en quien me deleito; sobre él he puesto mi Espíritu, y llevará justicia a las naciones.

Hawaii 107Este sábado conocí un grupo de misioneros, ninguno de ellos mayor de 25, mas bien en su mayoría cerca de los 18, cuando los vi, pensé para dentro de mí, son como todos los misioneros, tienen animo, están contentos y están pasando un buen tiempo, hicieron como muchos hacen, cantaron, actuaron un drama, pero al compartir de la palabra de Dios me dejaron verdaderamente impactado, creo que incluso me costaba trabajo cerrar la boca al escuchar que usaron la cita de hoy como fundamento de su ministerio.

Dios nos envió a todos a predicar su evangelio, a todos nos envió a hacer prodigios y milagros aun mayores que los que Jesús vino a hacer en su tiempo en la tierra, y no porque podamos aspirar a ser iguales o mejores que El (jamás!), pero porque nos dejo su Espíritu Santo como respaldo para ello, la diferencia entre unos y otros es la actitud y disposición con que lo hacemos, y como asumimos el papel que nos fue asignado, en ello llevaremos y recibiremos la bendición que Dios espera y quiere para nosotros y podremos hacer cada una de las promesas de la biblia ciertas para nosotros.

Es un hecho que no todos fuimos llamados a ser misioneros como los jóvenes que conocí, pero si todos hemos sido a ser imitadores de Cristo, cuando este fue obediente y fue bautizado según le fue instruido, los cielos fueron abiertos y la presencia de Dios descendió y dijo “este es mi hijo amado en quien tengo complacencia, a El oíd” (Mateo 17:5), así mismo nos fue prometido desde antes de la venida de este hijo y  así como dice la cita del día de hoy, podemos ser ese hijo en quien Dios se deleita, es decir, podemos ser aquel hijo que arranca sonrisas de constante del rostro de Dios y usando su favor para ser bendición y ser bendecidos en extremo.

Lo que me dejo impactado este fin de semana fue eso, la conciencia que tenían estos chicos al caminar y al actuar, que llevaban este respaldo de Dios y que ciertamente Dios se deleitaba en ellos y en lo que hacían, con la garantía de que si seguían con la misma actitud, serian siempre usados por l Padre.

Desde entonces mi mente y mi corazón están ocupados en aspirar a tener ese certeza de constante, no de vez en cuando, así como esos jóvenes se pararon delante de un grupo de más de 100 personas con la certeza de que lo que llevaban era de parte de Dios y que no era opcional, sino un obligación el hacerlo y compartirlo para que los demás fuéramos edificados y bendecidos, no se usted, pero es mi anhelo el tener esta sensación de constante, no lo quisiera tener y hacer usted?.

Rene Giesemann
giesemann@gmail.com
Página en Facebook

Rene Giesemann

Rene Giesemann

Como Agua Caliente

noviembre 4, 2009 by  
Filed under Estudios Biblicos

2 Timoteo 1:6 (Reina-Valera 1960)
Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

El amor de Dios es como un fuego, es un fuego que quema pero no para lastimar, sino para dar impulso y energía, pero como todo fuego, necesita ser avivado y se le necesita estar acercando algo que quemar, si esto se acaba, al igual que todo fuego tiene el riesgo de apagarse.

Me encanta la idea de que Dios haya escrito en su palabra que su amor y su Espíritu son como un fuego, todos necesitamos del fuego pero a su vez todos tememos al fuego, ya que es de gran utilidad para el hombre pero realmente nadie lo sabe manipular tener temor a Dios es sabio lo sabia? (Prob. 1:7).

Agua Caliente

Tengo la costumbre de bañarme con agua fría, la verdad me encanta y viviendo en la costa es algo común pero me he dado cuenta que mis visitantes no son tan afectos como lo soy yo, así que cada vez que vienen visitas a casa, tengo que prender el famoso “boiler” (como le decimos acá en México), ahí es donde empieza el dilema, en realidad no soy muy diestro en los artes del mantenimiento del hogar y en especifico le temo de gran manera al fuego y a la electricidad, por ello el prender el boiler es todo un lío para mi, ya en ocasiones anteriores me ha dado uno que otro flamazo!, pero no ha pasado del susto, pero al ver la cara de mis visitantes que se dieron un baño caliente después de pasar un día en la playa, me queda una sensacion haberles servido como se merecen y la duda si es que no me baño con agua caliente por costumbre o miedo al boiler! hahaha!.

El fuego calienta el agua, el agua es usada como símbolo de la palabra de Dios en la biblia, y así como el fuego en lo natural calienta el agua para darnos un rico baño cómodo, la palabra de Dios se ayuda del calor del Espíritu Santo que es el que trae la revelación a nuestras vidas, eso es lo que hace diferente a la Biblia de cualquier otro libro, la biblia no se lee con el entendimiento sino con la instrucción del Espíritu Santo, lo sabia?.

Hay personas que saben mucho de la palabra de Dios, hay otras que saben muy poco de ella, pero ambas son iguales si ninguna de las dos se acompaña del Espíritu Santo, ya que una sola frase acompañada de El, tendrá un significado grande, trascendente y profundo que puede cambiar nuestras vidas.

En ocasiones anteriores he comentado en este devocional que las personas suelen sospechar que Dios ha actuado en sus vidas, o bien que Dios les hablo, hay quienes alguna vez han abierto su biblia al azar y visto una parte de la palabra que les ha ayudado, no me atrevo a decir que esto no es Dios quien lo envía, pero estoy seguro que no es el tipo de lectura ni relación que Dios espera tener ni con usted, ni conmigo, por el contrario, El espera que nos tomemos de ese Espíritu y que profundicemos en esa palabra para que podamos aprender de lo que El nos quiere decir por medio de su Espíritu que complementa esas letras.

Muchas personas me preguntan que como hago para escribir cada mañana este devocional, la respuesta es sencilla y difícil a la vez, la persona que mas aprende de lo que escribo cada mañana soy yo, Dios habla a mi corazón cada mañana, y su Espíritu Santo le da significado a esas palabras que se transforman en el conocimiento que transmiten estas lineas, una de las cosas que ha logrado avivado este fuego que hay es el amor que he aprendido a tener a las personas y el amor que recibo, creo que no pasa un día sin que reciba palabras de agradecimiento, solicitudes de personas en necesidad, simples saludos y muchas, muchisimas personas que me comparten que estoy en sus oraciones, que declaran fracciones y promesas de la biblia sobre mi vida y le ponen de ese Espíritu que esta en ellos que sopla y aguza el fuego que hay en mi corazón, es asi como se crea este devocional de manera diaria.

El día de ayer tuve que la oportunidad de desayunar con mi Pastor y amigo y le ponía al día sobre mi vida, lejos de solo escucharme, tomo de la palabra de Dios, la combino con el amor que tiene hacia mi y fuera de consolarme, me animo y me echo porras para seguir adelante, sus palabras fueron como un aire fresco, muy fresco que me animo, avivo mi fuego y puso en mi un animo nuevo de quitar de mi vida aquellas cosas que me detenían de llegar al siguiente nivel en mi vida, uff! solo escribirlo me ha hecho temblar.

Por ello el día de hoy le invito, no a que solo lea estas lineas y se anime, sino que le pida a aquel que le dio la vida y luego murió por usted para asegurarle la vida eterna, que ponga en usted ese Espíritu para que su fuego caliente las palabras que saldrán de su boca, para que den aliento, confort y una sensacion agradable a aquellos que las reciban, que lo que salga de su boca, sea como el agua caliente que hace a mis invitados sentir como en casa.

Rene Giesemann
giesemann@gmail.com
Página en Facebook

Rene Giesemann

Rene Giesemann